Quien de verdad sabe de lo que habla, no encuentra razones para levantar la voz.
Soledad Rodríguez R.
Mario Vega Hernández